LA CARNE ROJA

Es muy importante consumir carne moderadamente dentro de una dieta variada y equilibrada, ya que ésta contribuye con su aporte de proteínas de alto valor biológico (20 gramos de proteínas por 100 gramos de producto), de minerales (hierro hemo de fácil absorción, yodo, zinc, selenio…) y vitaminas del grupo B, especialmente B2 y B12. La ingestión dietética diaria de proteínas proporciona la materia prima necesaria para el crecimiento y regeneración de tejidos del cuerpo y ayuda a estimular el sistema de defensas. El contenido vitamínico de la carne varía según la edad del animal. Así, la de ternera es más rica en el complejo B que la carne de buey, especialmente en B2. La vitamina B12, exclusiva de los alimentos de origen animal, es muy importante en la formación de hemoglobina (proteína que transporta el oxígeno a todas las células del organismo). Su deficiencia origina un tipo de anemia, así como alteraciones mentales.La carne como alimento, es una excelente fuente de aminoácidos esenciales (contiene los 8 aminoácidos esenciales y, aunque en menor medida, también de ciertas vitaminas (principalmente del grupo B), como la B1 (Tiamina), B2 (Riboflavina), pero sobre todo en B3 (Niacina) y B12 (Cianocobalamina). También es rica en minerales, como el hierro, que además tiene una mejor absorción que el hierro presente en los alimentos vegetales. También son ricas en fósforo y en potasio y pequeñas cantidades de calcio y magnesio. La carne carece de hidratos de carbono, siendo un alimento adecuado, en principio, para personas que deseen controlar el nivel de azúcar en su dieta.
La grasa, la mayor parte de ella saturada, representa entre un 10 y un 20% de la carne, y el resto, es agua. Esta grasa ya sea saturada o insaturada es fuente de energía, regula la temperatura corporal, envuelve y protege órganos vitales como el corazón y los riñones, transporta las vitaminas liposolubles (A, D, E, K) facilitando así su absorción, resulta imprescindible para la formación de determinadas hormonas y suministra ácidos grasos esenciales (linoleico y linolénico) que el organismo no puede sintetizar y que ha de obtener necesariamente de la alimentación diaria.

carne-roja

Es necesario ingerir esta carne en una dieta equilibrada,yo os recomendaria de 2 a 3 comidas de carne roja por semana,aunke he decir que esta carne es mucho menos grasa que la carne de cerdo o de cordero.Esta carne es rica en grasas,y inexistente en hidratos aunque,el tipo de grasas de esta carne es buena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s