EL HUEVO

Las proteínas del huevo son de las más completas. Este alimento, que estaba en entredicho por falsas ideas sobre sus grasas, es básico en una dieta sana.
Sin duda el huevo es un alimento excelente que cuenta con diversas propiedades nutricionales, aparte de las de sus proteínas.Las proteínas del huevo son de las de mayor calidad entre los alimentos de origen animal. Son todas aprovechables por el organismo, que evita su almacenamiento en forma de grasas. Estas proteínas se concentran principalmente en la clara, ya que la yema no posee apenas, aunque sí contiene vitaminas y la ventaja de ser uno de los pocos alimentos que contienen vitamina D.En la clara del huevo, la principal proteína (entre un 60-65 %) es la albúmina llamada ovoalbúmina, que tiene cualidades antioxidantes, antimicrobianas y desintoxicantes, limpiando al organismo de metales pesados. Otras proteínas de la clara del huevo son la ovomucina (2%), la conalbúmina (14%) y el ovomucoide (2%).

Falsos mitos sobre el huevo y el colesterol:
El huevo ha estado asociado durante años al colesterol y se restringía su consumo dentro de una dieta equilibrada, permitiéndose solo entre tres y cuatro huevos a la semana, en caso de ser una persona sana. Por supuesto, en el caso de alguien con colesterol o problemas cardíacos, era de las primeras cosas que se eliminaban. Todo esto, durante años, ha dado mala fama a este magnífico alimento.
No obstante, diversos estudios científicos nutricionales han puesto de manifiesto que todas estas ideas con respecto al huevo eran erróneas. El Instituto del huevo es una asociación española que intenta difundir los estudios científicos más recientes sobre el huevo en todo el mundo. En su página web se puede encontrar la información sobre muchos estudios recientes que desmontan falsos mitos.
También circula la teoría de cómo la presencia de lecitina en la yema, un ácido graso fosforado, contribuye en gran medida a contrarrestar la cantidad de colesterol que este contiene, mientras el huevo no sea frito, lo cual introduciría ácidos grasos saturados en la yema y anularían este fosfolípido. Aunque esta teoría es defendida por muchos, falta documentación al respecto.Disfrutad de este magnífico nutriente.

huevos

De importancia, es tratar es la relación huevo – colesterol. Una yema de contiene alrededor de 250 – 300 mg de colesterol por unidad, cantidad máxima recomendada al día en la dieta de una persona. En cambio, hemos de destacar un dato curioso sobre la relación de colesterol ingerido / producido. Se estima que una persona ingiere al día entre 150 – 175 mg de colesterol diarios, además del que el propio cuerpo sintetiza, por ser vital en determinadas funciones vitales. Curiosamente, se plantea una correspondencia inversa entre la cantidad presente en los alimentos y la absorción, de tal manera que a menos colesterol en las dietas, menos absorción. Hay un equilibrio entre la cantidad producida por el organismo y la que llega del exterior, de tal manera que cuando una se incrementa mucho, la otra decrece. Cada día son publicados más estudios que ponen en entredicho, la relación entre la ingesta de huevo y las patologías cardíacas, si bien parece estar más que claro, que son los niveles altos en ácidos grasos saturados, los que llevan al cuerpo a una mayor producción de colesterol de manera propia, lo que si degenera en patología cardiovascular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s